La pregunta más recurrente a lo largo de este intercambio de imágenes, relatos, vivencias y emociones viene siendo «Dónde están

Y bien…

No lo se…!

Por eso he confeccionado una hoja de ruta bastante precisa para los que deseen explorarla, conocerla, imaginarla o recorrerla… y en una de esas terminen descubriendo antes que nosotros; dónde nos encontramos…

Comienza por donde quieras, sigue por donde gustes… Elige tu propia verdura! Ya está claro que Indonesia queda en el extremo opuesto del planisferio. A simple vista parece que no hubiera nada más allá de eso… Pero basta con aterrizar en su capital (que no está en el centro sino hacia el extremo occidental del país) para ver tooodo lo que queda por recorrer hacia el Oriente.

En pleno 2015 sigue siendo uno de los pocos lugares del planeta aún no escaneados por el Gigantesco Google Satellite Map.

Esto nos regala cierta agradable sensación de «intimidad», pero cada mapa que encontramos dispone diferentes nombres para las mismas localizaciones!

Lo primero que sobresale en todos ellos por su imponente lejanía es la misteriosa «Papúa», el gran sueño de muchos viajeros (y casi todos los Indonesios!)

Los principales obstáculos para llegar hasta esas lejanas tierras inexploradas son que a medida que avanzamos en esa dirección todo se va haciendo mucho más caro, exótico, salvaje y peligroso…

  • «Caro» porque los insumos llegan desde Jakarta y se van llevando casi de a uno. (Resultado; cuesta lo mismo cruzar de una isla hasta la de enfrente que volar de Europa a Oceanía, y un paseo de 4 hs en lancha puede costar 1000 dólares)
  • «Exótico» porque al ser tan inaccesible la comunicación entre islas, cada cultura se mantiene libre de influencias externas, conservando su esencia originaria.
  • «Salvaje«, porque así es la vida… Sobre todo en estado natural.
  • Y «Peligroso«, porque -entre otras cosas- a 2 días del hospital más cercano en canoa + lancha + ferry + avión (si, si… todo eso!), cosas tan simples como una picadura de mosquito con malaria, el roce accidental con un pez piedra o la mordedura de una serpiente de mar harían que no vuelvas a ver el sol salir…

Pero eso ocurre por el lado de Papúa y aunque daban muchas ganas de enfilar hacia allá, todavía estábamos bien lejos de hacerlo…

Cabe recordar que con la incontable cantidad de islas que se abren en todas direcciones a cada paso que damos, cada vez que hay que decidir hacia dónde seguir, es como jugar a la ruleta con una pelotita saltarina.

Dan ganas de avanzar en todas direcciones a la vez! Pero el camino es uno y aquí presento el que se nos fue dando a nosotros como resultante de esa mezcla de sueños, deseos, azar y soplidos cósmicos…

Para empezar; el ruidoso espectro de formas, olores y sabores de la voluptuosa y caótica urbanidad de Java Occidental y Central ha de quedar bien atrás para recién ahí surgir al milenario mundo de Palacios y Sultanes que aún se mantiene vivo al Este de la gran isla. Alli podríamos decir que la precipitada línea recta da lugar al más caleidoscópico «elige tu propia aventura» y comienza la verdadera Búsqueda del Tesoro

 

Al alcanzar el extremo Oriental de Java podemos seguir en la misma dirección y llegar tras unas pocas millas marítimas a la sobreexplotada «Bali«, o girar 90 grados hacia el Norte para adentrarnos en el tenebroso mundo de Kalimantan

Si se busca un itinerario «seguro» con diversión garantizada, no queda otra que seguir derecho hacia el reino de los «All inclusive» y las camisas floreadas. Pero la esencia de nuestro viaje estaba bien lejos de pasar a ver el circo de surfers de parafina y perdernos entre una horda de Australianos embrabecidos living la vida loca. Asi que optamos por girar el timón hacia el «paralelo 0» para dejarnos llevar por los mil afluentes de la Selva de Borneo… Asi continuamos hasta alcanzar el centro geográfico del país, y al llegar a Manado viramos a estribor para recorrer por tierra de Norte a Sur la fantástica Isla de Sulawesi hasta arribar a Makassar.

A lo largo del camino…

Exploramos

el mundo Subacuático de Bunaken donde Alum estrenó su primer snorkel!

Recorrimos

la mágica Selva de Tangkoko en busca del escurridizo Tarsius Monkey!

Y… lo encontramos!!!

(el simio más pequeñito del mundo!

-cabe en la palma de una mano-)

Aprendimos

…a bucear en Kadidiri gracias a que «Lala» (dueña de Black Marlin) nos invitó a pasar una semana con pensión completa en su Resort sobre la playa a cambio de que por las noches jugáramos con ella al dominó…

Más adelante nos sumergimos en el fascinante mundo de la legendaria Tribu Toraja, cruzamos los Valles de Baraka entrando en la única ciudad del mundo donde no está permitido encender ni un solo cigarrillo en toda su extensión! (Supimos luego que figura en el Libro Guiness de los récords…)

Pasamos por lugares tan aislados que las distancias no se miden en km ni en horas…, sino por la cantidad de montañas que hay que atravesar para llegar a destino…

-Disculpá, voy bien para «Baroko»?

-Sí! Dale pa´l Norte nomás…, te quedan cuatro montañas!

Encontramos un pueblo donde no hace falta trabajar… (Ahí sí que casi me quedo!). Sólo usan lo que producen, nada se compra ni se vende… No hay policías ni ladrones y obviamente el dinero no existe!

Para recuperar nuestra dosis diaria de adrenalina, en plena tormenta bajamos derrapando los 3500 mts de barro de la ladera del Latimojong en una motocross que no andaba

Escalamos la «Erotika Mountain»

(montaña con forma de vagina)

…navegamos un lago con forma de estrella y nadamos en lagunas de agua gelatinosa…

Todo esto mientras nos asombrábamos de nosotros mismos al ver que cada día nos manejábamos mejor con el «Bahasa Indonesio» (extraño lenguaje si los hay!) De hecho esa particular ductilidad nos permitió acceder a lugares donde nunca habia llegado ningún foráneo (como el Papa Batu; único Tongkonan con techo de piedra construido hace 700 años y aún en pie).

Esto nos valió un par de reportajes en importantes periódicos donde aprovechamos para alardear de nuestras habilidades lingüísticas anticipando el lanzamiento de nuestro próximo libro «Cómo comunicarse en Indonesio sin entender un carajo!«

Articulo del diario sobre viajeros Alum & Dalam, unicos extranjeros de la historia que llegaron al Papa Batu

Por supuesto no todo fue color de rosa, si hasta la luna tiene un lado oscuro, como no habría de tenerlo el más luminoso de los viajes?! Pero eso merece un post aparte… que pronto estará a tu disposición!

Dejanos tu mail y con gusto te avisamos al subirlo, así seguimos recorriendo juntos este impredecible sendero…

14 Comentarios

  1. Anónimo

    Honor traerlos a bordo, muy entretenidas las charlas en el galley c la pequeña alum.

    Responder
  2. Verónica

    Me encanta como relatas!!! Genio

    Responder
  3. Loli

    Que bellos son, que emocionante aventura..me ponen muy feliz!!

    Responder
  4. Anónimo

    gito como siempre hermoso seguir tus aventuras y aprender por medio de ustedes las costumbre de lugares tan lejanos…

    Responder
  5. Esther Pantano

    Gitoooooooo… Herrrrrmosa tu hijaa!!! Felicitaciones Idoloooo!!! Siempre recuerdo los Shows en Pinamarrraaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa111 Beso gigante para amboss!!!!

    Responder
  6. Gigi

    Que la magia se siga expandiendo…..

    Responder
  7. margarita

    q viaje alucinante, experiencia única, contactó único con la naturaleza pura, Dalam y Alum juntos pura química, complicidad y ternura brillan cada uno con luz propia

    Responder
  8. Anónimo

    Te felicito Gito a vos y Alum!!! Por increíbles viajes!!! Y pensar q nos conocimos cuando hiciste auto-stop saliendo yo de mi domicilio!!!! Éxitos!!

    Responder
  9. Vero

    Hermosos!!! Son pura luz!!! A seguir brillandooooooo

    Responder
  10. Anónimo

    Hermosos!!! Son pura luz!!! A seguir brillandoooooo

    Responder
  11. Mimi

    Soñado !!!! y como en sueños, a veces también alguna pesadilla ja !!

    Responder
  12. Patricia

    increible experiencia!!!!

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.